Cómo surge esta iniciativa

Calle Juana de Lestonac se ubica a 200 metros de la Plaza Italia en Santiago, un hito urbano que históricamente ha servido de punto de encuentro para capitalinos en eventos de toda índole: celebraciones deportivas y políticas, festivales urbanos (como Paris Parade), grandes eventos (como la Fórmula E) y, especialmente, marchas ciudadanas. El barrio aledaño la Plaza Italia es esencialmente residencial, con una altísima población flotante, dada la presencia de la Estación Baquedano y de cientos de empresas que funcionan en el sector.


El barrio está habitado por una población diversa: desde familias numerosas con niños pequeños hasta adultos mayores que habitan en solitario. Aquí viven personas en situación de discapacidad, niños, adultos y ancianos con condiciones crónicas, mujeres embarazadas y personas con movilidad reducida, además de personas en situación de calle.


Quienes habitamos este espacio, sabemos que el sector es un constante foco de dificultades de tránsito y habitabilidad, y al escogerlo como hogar, entendemos que varias veces al año nuestra tranquilidad se ve alterada en mayor o menor medida, a causa de alguna iniciativa. Eso está bien, y es algo que asumimos con respeto.


Sin embargo, desde el estallido social en Chile el 18 de octubre de 2019, Plaza Italia y sus sectores aledaños han sido el epicentro de las manifestaciones ciudadanas y, lamentablemente, de la represión policial asociada a ellas. Si bien las fuerzas policiales cuentan con diversos medios de disuasión, hemos sido testigos y víctimas del uso casi exclusivo de solo uno de ellos: los gases lacrimógenos.


Los vecinos y vecinas del sector hemos recibido gases lacrimógenos una o dos veces al día desde el día 18 de octubre, sin contar los episodios represivos previos a esa fecha que, si bien eran esporádicos, nos afectaban igualmente. Esta situación nos ha hecho organizarnos y levantar un recurso de protección, orientado a restringir o prohibir el uso del gas lacrimógeno en zonas residenciales.


Aunque la iniciativa surge en la unidad vecinal 14 de Providencia, hemos tomado contacto con vecinos y vecinas de otros sectores, que han sufrido también dificultades a raíz del uso del gas lacrimógeno en sus barrios. Por esta razón, hemos creado esta web para que puedan integrarse a las acciones legales que estamos llevando a cabo.


Finalmente, y entendiendo que esto es un problema que se debe pensar a largo plazo, se hace necesario proyectar posibles proyectos de ley destinados a prohibir el uso del gas lacrimógeno cerca de lugares habitados, con el propósito de resguardar y proteger la salud de las personas al interior de sus hogares.



0 vistas

©2019 por NO+Lacrimógenas. Creada con Wix.com